Slide1

Tras la revolución de los tejados, llegan las comunidades energéticas

El autoconsumo fotovoltaico ha crecido notablemente en los meses de la pandemia.

cdecomunicacion.es

Juanjo Catalán

El autoconsumo, que ha conseguido en medio de la pandemia registros nunca imaginados, y una mayor implicación o empoderamiento del consumidor: estas son algunas de las claves que marcan el desarrollo del mercado minorista eléctrico, según recoge el último informe de supervisión realizado por la CNMC. Las comunidades energéticas emergen como tendencia clave.

Aumento de la conciencia ecológica, de tendencia a realidad

Este informe muestra cómo el consumidor revela mayor interés por las ofertas verdes o participa activamente en el desarrollo de instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo. Las ofertas verdes con Garantías de Origen Renovable y de alta eficiencia han atraído a 3,8 millones de consumidores en 2019 frente a los 2,9 de 2018. Por su parte, el autoconsumo procedente de instalaciones fotovoltaicas con compensación de la energía vertida a la red por el suministrado ha crecido de manera significativa en los meses de mayor endurecimiento de las medidas fijadas para combatir la pandemia; ha pasado de los 5 MW en marzo de 2020, cuando se desarrolló la normativa correspondiente, a 68 MW en agosto de ese mismo año.

Todo ello confirma lo que citaba en mi artículo del pasado mes de noviembre. “Nos encaminamos hacia un modelo energético donde el consumidor formará parte activa del mercado eléctrico, proporcionado flexibilidad al sistema”. Con consumidores en el centro y en la producción, consumo o reparto de energía, el Mercado Interior de Electricidad y el de Renovables crean dos figuras: las comunidades ciudadanas de energía y las comunidades de energías renovables, que pueden ser creadas por la ciudadanía, empresas y entes locales, y que podrán operar en generación, suministro, agregación e incluso distribución de energía.

De la revolución de los tejados a la revolución de los municipios

En este contexto, cada vez más municipios de distinto tamaño han suscrito alegaciones en el proceso de consulta abierto por parte del Ministerio de Transición Ecológica para la definición del marco normativo. En dichas alegaciones se reclaman cosas que ya son posibles y que funcionan en otros países de la Unión Europea (UE): hacer autoconsumo compartido en el marco de la comunidad más allá de los 500 metros, pagando el peaje proporcional, utilizar la red de media tensión, facilitar el funcionamiento como suministradora, o que permitan operar en distribución, de la mano de una distribuidora, cuando se tenga determinado volumen. Se plantea la preferencia para las comunidades de renovables en la evacuación de su producción.

Dichas comunidades son las que pueden hacer que en el territorio se viva la generación energética como una oportunidad de desarrollo, empleo e ingresos; o que en el mundo urbano se entienda la energía como una fuente de transformación de nuestro tejido productivo, abaratando costes energéticos, creando nuevos nichos laborales, e introduciendo la gestión de la demanda como una posible fuente de ingresos.

El pasado 22 de enero de 2021, el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) abrió una nueva convocatoria de expresiones de interés para el impulso de comunidades energéticas locales, cuyo plazo finalizará el próximo 26 de febrero.

PRTR, paso adelante hacia un cambio de modelo energético más democrático

En línea con las alegaciones presentadas por los municipios en anteriores consultas, esta nueva convocatoria se centra en iniciativas que promuevan las comunidades energéticas como nuevos modelos para democratizar la producción energética a través de un sistema organizativo controlado por un conjunto de ciudadanos, pymes o entidades locales, con objeto de avanzar en la definición y concreción de las líneas de actuación en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) para reactivar la economía frente a la pandemia.

Dentro del PRTR, en el ámbito de las comunidades energéticas locales y la participación social en la transición energética, se pretende impulsar proyectos que tengan como promotores a estas comunidades energéticas y que, principalmente, podrán incluir las siguientes iniciativas:

  • Producción eléctrica con energía renovable, para autoconsumo o suministros a red.
  • Producción de calor y/o frío con energía renovable,
  • Proyectos de red de distribución de calor y/ y o frío.
  • Servicios de gestión energética.
  • Servicios de eMovilidad y de IRVE (infraestructuras de recarga del vehículo eléctrico).
  • Asesoramiento y asistencia técnica a entidades públicas, individuos y asociaciones para el fomento de nuevas iniciativas energéticas.
  • Elaboración de estudios de mercado y hojas de ruta que permitan a las comunidades la puesta en marcha y viabilidad de los proyectos.
  • Promoción, información, formación y desarrollo de proyectos de participación societaria o financiera.
  • Actividades de I+D+i y creación de nuevos modelos de negocio.
Las comunidades energéticas locales están destinadas a tener un gran papel en la recuperación económica.
Las comunidades energéticas locales están destinadas a tener un gran papel en la reactivación económica en los barrios de las grandes ciudades, y también en los pequeños municipios en el ámbito rural.

Nueva cultura energética

Hoy son muchos los actores, grandes y pequeños, que empiezan a hacer cosas distintas. Desde el autoconsumo compartido cooperativo o nuevos conceptos de financiación a través de la factura, como ya hacen algunas comercializadoras, disfrutar como autoconsumidor de una instalación de un edificio colindante e infinidad de fórmulas que se están aplicando con éxitos en otros países, principalmente del norte de Europa.

Se empieza a ver una nueva cultura energética. Los hitos energéticos no pueden estar al margen de los hitos municipales y, sobre todo, de sus ciudadanos. Todo un mundo de nuevas posibilidades y combinaciones donde vuelvo a poner el énfasis en mi artículo anterior con el nuevo papel del instalador como guía del consumidor, en el que se incluyen las comunidades energéticas.

Compartir la noticia

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento en la aceptación de nuestra política de privacidad y la aceptación de nuestra política de cookies, consulte nuestra política de privacidad, pinche el enlace para mayor información sobre nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies